¿Cómo surgió la idea de tu proyecto/empresa?

Conozco el sector desde mi infancia por tradición familiar, por otro lado, mi marido, que es mi socio, se dedica a un mundo completamente distinto: el del diseño. Sin embargo, ambos creímos que sería muy buena idea aunar nuestras experiencias y crear una idea de negocio innovadora. Aunque la pastelería y la panadería son oficios de siempre, queríamos crear una marca con una imagen fresca y novedosa dentro del sector. Y de ahí nació Sémola.

 Desde la idea hasta convertirlo en proyecto/empresa ¿ cuáles fueron los pasos más importantes?

La búsqueda de los locales adecuados para las tiendas y para el obrador. Para nosotros era muy importante la ubicación. Las tiendas tenían que estar en el centro urbano, en un lugar muy visible y al alcance de un público muy específico que encaja con nuestra filosofía. Por otro lado, el obrador también queríamos que estuviese dentro del casco urbano y a la vista, para que la gente pudiese casi ver y tocar nuestros procesos de fabricación.

 ¿Y los impedimentos?

La financiación. Nuestro proyecto empezó en una época de crisis. Los intereses estaban muy altos y meterse en una inversión de la envergadura que suponía poner en marcha un obrador fue un desafío.

Otro desafío también fue conseguir que tanto nuestro equipo de trabajadores como el público en general entendiese y aceptase nuestro concepto novedoso. En Vigo ya había otras pastelerías muy consolidadas y nosotros empezamos desde 0 sin que nos conociese nadie, con una imagen muy distinta a lo que la gente estaba acostumbrada en el sector de la pastelería.

 ¿Tuvisteis algún apoyo? (Amigos, familiares, asociaciones…)

Como ya te he dicho anteriormente, supone un desafío creer en un proyecto tan diferente y tan nuevo. Afortunadamente nos sentimos muy apoyados y queridos por nuestra ciudad que nos acogió con mucho cariño.

Se dice que “los inicios son duros” y nuestro caso no fue diferente, por eso siempre recordaremos a personas que confiaron y pusieron su granito de arena cuando nadie nos situaba en el mapa. Una persona que recordamos con especial cariño es Alejandra Pereira, del famoso Blog Lovely Pepa. Cuando ella empezó con su blog, siendo todavía una estudiante, se interesó en nosotros y publicó un primer post sobre la única tienda que teníamos abierta. En ese momento, ella tenía muchos seguidores, pero nadie era consciente al 100 % de la repercusión que se podía alcanzar a través de ese medio, teniendo en cuenta que Facebook estaba empezando e Instagram ni existía. Esta y otras de sus publicaciones siempre desinteresadas y con todo el cariño por su parte, contribuyeron a que Sémola se pusiera de moda en aquel momento.

 Tu empresa en 1 línea

Crear con calidad y diseño.

 ¿ Cuál es tu objetivo?

Consolidar nuestra marca y seguir mejorando la calidad en todos los sentidos. Queremos seguir apostando por una opción de pan y dulces saludables, artesanos… y ¡ricos!…  lejos de lo que nos ofrece la alimentación industrial. Este no es el camino más fácil pero sí el que merece la pena.

 ¿A dónde y a quiénes querías llegar con tu proyecto?

Nuestro deseo es que Sémola siga en el camino de convertirse en una marca de referencia en cuanto a calidad y artesanía en Galicia. Nos gustaría implicarnos en la formación y en la creación de una cultura de la pastelería bien hecha.

  ¿Perspectiva de futuro?

Seguir siendo felices con lo que hacemos.